Inicio » 2017 » octubre

Monthly Archives: octubre 2017

Servicio de Voluntariado Europeo en Rumanía

18194924_1409061129136695_7330800033879840731_nFernando Montiel, nuestro querido socio y ex-miembro de la junta de AEGEE-León tuvo la oportunidad de participar en un proyecto de voluntariado en Rumanía durante 5 meses. Gracias al programa Erasmus+, tuvo el transporte, alojamiento, manutención y seguro cubiertos, a cambio de participar 35 horas semanales con una organización rumana.

¿Cuándo tomaste la decisión de irte de Servicio de Voluntariado Europeo (EVS) ? 

Ya sabía de la existencia del SVE porque en los últimos años en AEGEE-León habíamos tenido voluntarios europeos acogidos colaborando con nosotros pero no plantee realmente la posibilidad de irme hasta hace aproximadamente 6 meses cuando durante un Training Course en Sofia conocí a unos voluntarios españoles que estaban realizando su SVE y me hablaron maravillas de la experiencia y me animaron a dar el paso. En Febrero terminé mis estudios y tomé la decisión de que era ahora o nunca. 

¿En qué consistían tus actividades?

El proyecto en el que participe tuvo una duración de 5 meses, desde Abril hasta final de Agosto.La temática del proyecto era principalmente la realización de actividades basadas en educación no formal con niños en diferentes escuelas de Bucarest. Además a través de uno de los mentores del proyecto tuve la oportunidad de participar colaborando en diversas actividades como un campamento juvenil organizado por la UNESCO y otro campamento sobre periodismo en Moldova. 20121497_1580778101972557_8724941543034104998_o

Durante mi estancia en Bucarest también participe en otras actividades con diversas asociaciones de la ciudad y organicé un encuentro para otros voluntarios de la zona en la Biblioteca Nacional de Bucarest.

¿Consideras que tu vida ha cambiado después de tu EVS?

Para mí lo mejor de mi experiencia como SVE es sin duda alguna la cantidad de gente diferente que conocí y de amigos que hice y sobretodo la posibilidad de descubrir un país maravilloso y desconocido para la mayoría de los españoles como es Rumanía siendo durante unos meses un habitante más.

21015951_1381196882000743_4597539202489021311_o

Anuncios

EVS en el Parque Regional de la Laguna de Kaunas (Lituania)

Hace un par de semanas que volví de mi SVE en Kaunas (Lituania), un proyecto de 5 meses como guardaparque en el Parque Regional de la laguna de Kaunas.

Pescador                                 Pescador local en la Laguna de Kaunas.

Recién acabados los estudios universitarios, estaba buscando trabajo cuando encontré un post de que necesitaban urgentemente un voluntario para este proyecto. Me pareció muy interesante porque estaba relacionado en parte con lo que yo había estudiado, y tendría la oportunidad de vivir en un nuevo país. Así que sin pensármelo dos veces me apunté, y en poco más de dos semanas ya me encontraba en Lituania.

Es verdad que las primeras semanas te puedes sentir un poco desorientado y fuera de lugar. Todo el mundo a tu alrededor habla un idioma que no entiendes, tienes que hacerte al nuevo trabajo y estilo de vida y conoces a tanta gente nueva que para mí era imposible aprender sus nombres. Sin embargo, en seguida me sentí como en casa. Puede que también tuviera algo que ver en esto que no podía haber tenido una mejor casa donde alojarme; con jardín, barbacoa… ¿qué más puedes pedir para el verano? Y en cuanto aprendes un par de palabras y empiezas a interactuar con la gente te sientes todo un nativo.

Mis tareas principales como guardaparque eran ayudar en las excursiones de educación ambiental, arreglar y construir las estructuras del parque y realizar monitoreos ambientales. Todo esto en medio de bosques increíblemente verdes y exuberantes, llenos historia y con árboles de más 400 años de edad. Además, me pareció especialmente importante trabajar codo con codo con la gente local, ya que te ayuda enormemente a empaparte de su cultura y costumbres, y me motivó también a aprender lituano.

2 fotos          Uno de los árboles más ancianos                   Protegiendo un roble centenario

Pero no todo era trabajo. La comunidad de voluntarios es increíblemente activa, y acaban siendo casi parte de tu familia. Siempre había algún evento al que asistir o viaje que hacer, y siendo Lituania un país pequeño, acabas descubriendo hasta los rincones más escondidos. ¡Si te lo propones puedes convertirte en un maestro del “hitchhiking” o “autostop”!

bicis                       Andando en bicicleta por la costa lituana durante una de nuestras escapadas.

Puedo decir sin duda alguna que ha sido una experiencia increíble. Además de aportar mi granito de arena, también me ha servido para crecer como persona. He tenido la oportunidad de conocer a gente muy diversa de la que siempre aprendes algo, y durante este tiempo también he recapacitado sobre lo que de verdad me gusta y a lo que quiero dedicarme. Ahora siento que el mundo se me ha abierto un poco más, tengo la capacidad de afrontar mejor los nuevos retos, y una visión más amplia de lo que puedo llegar a ser y cómo hacerlo realidad. ¡¿Una vez que te entra la vena viajera, quién sabe dónde acabarás?!

 

Ibai Alcelay Iglesias