Inicio » Servicio de Voluntariado Europeo

Category Archives: Servicio de Voluntariado Europeo

¿Un SVE en Laponia? ¡Allá voy!

Y otra vez a preparar la maleta… Se hace duro volver a decir adios pero cuando vuelvo la vista atras y recuerdo los momentos vividos durante mi anterior experiencia la ilusión y las ganas se apoderan de mi otra vez.

El mes de Enero de 2015 pude 10854424_10202344263206600_7895528230724678901_ocumplir uno de mis sueños, viajar a Finlandia y trabajar allí. No pudo ser como yo esperaba, una experiencia docente en un colegio, pero si pude trabajar con niños y jovenes en educación no formal

Cuando una amiga me hablo de Servicio de Voluntariado Europeo (SVE) me parecio una de las mejores formas de viajar y ganar experiencia laboral en mi campo sin tener que arriesgar o perder todos mis ahorros. Así que rápidamente me puse manos a la obra y contacte con AEGEE-Leon, una asociacion sustentada por voluntarios para que actuara como mi asociacion de envio. Asi conocí a Adrián (Coordinador del SVE), quien seria mi guía en estos primeros pasos, los del medio Sin títuloy tambien en los ultimos, ya que me ayudo a entender en que consistia el SVE, hacer todo el papeleo y que por supuesto estuvo pendiente de mi durante toda mi estancia.

Conseguir un lugar para hacer tu SVE no es complicado pero lleva tiempo y trabajo Desde mi punto de vista, solo lo hace quien realmente quiere hacerlo. En mi caso, envié como unas 35 solicitudes a diferentes centros y paises. Irónicamente terminé desarrollando mi proyecto en el primer centro donde envié solicitud…

Lara con un reno

Sin pensármelo mucho allá que me fui, a la Laponia finlandesa. Vivi y trabaje durante cinco meses en Vasatokka, un centro juvenil situado al lado de un lago y rodeado por bosque, a 10 km del pueblo mas cercano. Dicho asi puede sonar una locura y quizá lo fuera, pero para mi fue la mejor locura de mi vida!

El centro, que a la vez es albergue, se dedica principalmente a realizar actividades en la naturaleza. En invierno, recibe grupos de jóvenes erasmus de toda Finlandia que se alojan alli durante 4 dias y llevan a cabo las actividades típicas de Laponia como son la pesca en hielo, construccion de iglues, visitas a las granjas de renos y huskies… En primavera verano y otoño está mas destinado a la gente local. Se reciben grupos de jovenes fineses que hacen actividades como canoas, escalada, tiro con arco, actividades de “team building”… y tambien se realizan juegos y eventos para las familias de la zona. Fue un trabajo muy variado y agradezco muchísimo a Mirva, mi jefa, la libertad y la confianza que me dio para llevar a cabo mi trabajo junto con mis compañeros.

La vida alli es muy dura si lo que te gusta es ir de compras e ir al bar, sin embargo, es un paraíso para quien le guste la naturaleza y la tranquilidad. Laponia es uno de los sitios mas bonitos e increibles en los que he estado. Alli el tiempo se relativiza, por un lado puedes dedicar todo el tiempo que quieras a hacer cualquier cosa y aún te sobrara, pero por otro lado siempre estas ocupado y hay algo para hacer. Eso si, hay que echarle imaginacion y saber disfrutar de las pequeñas cosas y momentos.

También tuve la suerte de compartir casa con gente increíble. Primero con Teresa, de Alemania y después con João, de Portugal. Con ambos me lo pase genial en el trabajo y en casa. Pasar 24 horas con una persona que acabas de conocer no es fácil al principio, y más en un sitio tan aislado y con tantas limitaciones de transporte, sin embargo los lazos que se crean son muy fuertes y la experiencia no habría sido ni la mitad de buena si ellos no hubiesen estado allí.

La gente es importante, especialmente en lugares como ese y yo sólo tengo buenas palabras para todas esas personas con las que compartí mi experiencia. Esas personas que hicieron tan grande un sitio tan pequeño y de las que me he acordado prácticamente todos los dias desde que volví a España.

Hacer un Voluntariado Europeo no son unas vacaciones, ni una forma de viajar gratis. Hacer un Voluntariado Europeo puede ser una experiencia que te cambie la vida o que te ayude a situarte en el camino que quieres recorrer. Hacer un SVE es una verdadera experiencia personal y profesional de la que puedes recibir mucho si vas con la mente abierta y con ganas de aprender y de trabajar. Vivir lejos de casa, en una cultura diferente, conocer gente con otras formas de hacer las cosas… todo eso te ayuda a conocerte, a buscar tus límites, los cuales suelen estar bastante mas lejos de lo que habías pensado en un principio.

920780_10203735433224981_662164316577963303_oYo me llevé, ademas de lo aprendido y lo vivido, ¡Una oferta de trabajo!

Durante mi proyecto conocí a la que ha sido mi jefa. Pocas veces es el trabajo quien llama a la puerta de casa y esas oportunidades hay que aprovecharlas, así que otra vez hice la maleta para volverme a ir a Laponia, esta vez a trabajando en un centro turístico ¿que más se puede pedir?