Inicio » Servicio de Voluntariado Europeo

Archivo de la categoría: Servicio de Voluntariado Europeo

Un mar por explorar: ¡Voluntariado en la tierra de limones!

Hola! Soy Laura García Rueda y todavía creo que he vivido un sueño, que nada ha sido cierto… Pero sí, he tenido la oportunidad de pasar 9 meses de mi vida haciendo un voluntariado bajo el programa de Cuerpo Europeo de Solidaridad o CES enviado por AEGEE-León, en Italia, en el lugar más bonito de, al menos, toda Europa: la Costa Amalfitana.

Ha sido, una de las mejores cosas que me han podido pasar en la vida. Por mucho que estés acostumbrado a viajar, o estar fuera de casa, un voluntariado de largo período es algo único que ninguna otra experiencia te puede dar, porque ya no es solo vivir en el extranjero, es todas las cosas que experimentas y te llevarás contigo para siempre.

Todo comenzó en Marzo de 2019, cuando tocó hacer maletas para 9 meses en el sur de italia… ¿y qué me llevo? Acostumbrada al mal tiempo del norte de España, decidí que solo ropa primaveral y veraniega, seguro que nunca hace frío, qué ilusa de mí! Más tarde me di cuenta que en el sur también hace frío.

Os presento mi hogar italiano!

Vistas de un atardecer cualquiera de verano desde nuestra terraza.

Massa Lubrense, Provincia de Napoli. Apenas a 15 minutos en bus de Sorrento (Costa Amalfitana).

Me gustaría centrar mi artículo en las actividades, experiencias y momentos más enriquecedores y bonitos que he hecho durante mi estancia en Italia, aunque hemos hecho muchas otras, estas para mí son las que me han hecho aprender mucho y  las que más me han marcado en el corazoncito:

¡Convertirse en un vero italiano! Durante el primer mes, era el momento de conocer la zona y transformarnos poco a poco en Napolitanos. Lo primero de todo, era aprender Italiano asistiendo a un curso intensivo para crear la primera base del idioma. Y con el paso de los meses, acabamos comunicándonos sólo en italiano! De hecho, he podido hacer al final del proyecto el examen del B2 de Italiano. (Otra ventaja del hacer CES, aprender nuevos idiomas y sumergirte en la cultura del país). Aprender a cocinar una buena Lasagna, Gnocchi alla Sorrentina o un buen Tiramisú!

Intercambio cultural entre voluntarios. Tuvimos la oportunidad de compartir lo mejor de cada uno de nosotros, nuestra cultura, nuestra comida, nuestro idioma. Cada mes durante el proyecto, era el mes temático de un país de origen, así que aprendimos recetas y palabras sueltas de todos los países presentes en el proyecto. Comenzamos con Italia, continuamos con España, Portugal, Túnez, Letonia, Francia y Serbia! El mes de Diciembre, el último mes, durante la fiesta final, pusimos todas nuestras recetas juntas e hicimos una gran fiesta con comidas de toda Europa!

Actividades con niños y estudiantes. Sobre todo trabajar con niños ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de todas. Su dulzura, sus ganas de aprender y su amor por el mar es increíble.

Bahía de Ieranto. El centro del proyecto. Desde Junio a Octubre, nuestro día a día era hacer la

monitorización de la bahía, limpieza de la zona y concienciación de turistas y locales de la importancia de la conservación y cuidado del entorno. Aquí organizamos muchas actividades con institutos, tanto locales como grupos internacionales y disfrutamos de los días de sol, el agua cristalina y los paisajes únicos.

Una experiencia única en un lugar único, con gente única. Excursiones, hiking, días de playa, snorkeling, viajes…Ni en nuestro ratos libres podíamos estar quietos y aprovechamos cada minuto para salir a donde fuese a explorar esta tierra tan especial e increíble. Y todo esto junto con gente genial.

 

Si de verdad tienes la oportunidad de hacer un CES, sea donde sea, te lo recomiendo al 500%. Harás amigos que durarán para siempre, aprenderás muchísimas cosas, saldrás de tu zona de confort, ganarás experiencia en muchos campos, desarrollarás muchos aspectos de tu vida y te sentirás muy feliz. Yo misma, cada vez que veo algo que me recuerda a Italia, no puedo evitar sacar una sonrisa enorme. Y estoy segura, que sea de la forma que sea, volveré a reencontrarme con todas las amistades y sitios mágicos que he dejado allí.

Para más información y seguir como han sido nuestras aventuras y cómo serán las de próximos voluntarios….

Website: www.marineadventures.org

Instagram: project_mare

Facebook: Project MARE

Formación a la Llegada ESC –> INOLVIDABLE

fotto FB

¡Hola! Soy Zane Karīna, tengo 23 años y actualmente soy voluntaria en el Cuerpo Europeo de Solidaridad con AEGEE-León.

El voluntariado europeo ha estado en mi lista de deseos desde siempre y estoy muy agradecida de haber dejado de esperar el momento adecuado y simplemente ser capaz de aprovechar la oportunidad y meterme en una nueva aventura.

Veo esta oportunidad como una hermosa manera de reunir personas de diferentes lugares del mundo y mostrarles que no importa el trasfondo, sino lo iguales que somos. Es una forma de romper los estereotipos y fronteras que la sociedad de nuestro tiempo ha puesto. Y cuando realmente sucede es cuando comienza la magia. Es muy poderoso estar unida con otros jóvenes llenos de esperanza y deseos de crear un mundo mejor.

ESC+AEGEE-LeonEs mi tercer mes en mi ESC aquí en España con AEGEE-León y hasta ahora ha sido una aventura muy colorida. He conocido a nuevas personas de diferentes orígenes, he viajado y he llegado a conocer esta nueva cultura y su forma de ser. He aprendido muchas cosas de la gente y de las cosas que me rodean. El proyecto en sí mismo me enseña mucho sobre mí. Es un proceso de descubrimiento, aunque haya sido muy bueno, ha tenido momentos en los que te confundes y te cansas un poco de todas las cosas nuevas que te llegan al mismo tiempo. Así que estoy muy agradecida de poder pasar una semana fuera de mi nueva rutina en mi Formación a la Llegada junto con otros 20 voluntarios recién llegados, igual que yo.

097f33f3-2863-4658-b278-ec3ecccdbec8Fue en Miranda de Ebro, en la provincia de Burgos, del 21 al 26 de octubre 2019 cuando recibí la Formación a la Llegada del ESC y el mayor regalo que obtuve en dicha formación  fue la comunidad de personas con los mismos valores para la vida y con la misma forma de ver las cosas.

Durante una semana, nos reunimos para crear un espacio seguro donde compartir nuestras historias, desafíos y dificultades, aprendimos sobre el país en el que nos encontramos, conocimos diferentes formas de aprendizaje, analizamos nuestros proyectos, nuestro trabajo y ¡simplemente conectamos!

Hemos adquirido mucha información acerca del programa Erasmus+ con respecto a nuestro proyecto personal. Uno de los días tuvimos la oportunidad de hacer un pequeño viaje a un pueblo cercano en las montañas donde vimos una forma de vida totalmente distinta. Dimos un paseo por el pueblo, tuvimos una pequeña charla con la gente local y participamos en un taller sobre música tradicional española, luego cenamos en el restaurante local. Todas estas pequeñas cosas nos abren a las diferencias y nos ayudan a obtener nuevas perspectivas sobre la cultura española. 🇪🇸

Fue una semana muy intensa, todos los días desde la mañana hasta la tarde estábamos cumpliendo distintas tareas. Puede parecer fatigoso, pero, créanme, gracias a la energía que nos transmitíamos la una a la otra, el tiempo pasaba muy rápido.

Me gustaría mencionar que éramos diferentes nacionalidades de todo el mundo. Además de Europa conocimos voluntarios de Marruecos, Indonesia, Colombia, Argelia, Turquía y Rusia. Y no todos éramos hablantes perfectos de inglés o español, pero no nos impidió encontrar una manera de comunicarnos entre nosotros. La diversidad nos ayudó a ver cómo puedes viajar por el mundo sin moverte. Aprendimos sobre nuestros diferentes orígenes, compartimos nuestras opiniones sobre nuestros países y sobre nuestro nuevo hogar, España. Rompimos los estereotipos sobre la cultura española y aprendimos a comprobar qué persiste después de la primera impresión.

WhatsApp Image 2019-11-12 at 11.14.00(3)

Cada uno de nosotros tiene su razón diferente, pero al mismo tiempo similar de por qué estamos aquí. Nuestras creencias y comprensión similares sobre los procesos nos ayudaron a crear una comunidad que se mantendrá fuerte. Me di cuenta de que nunca volveré a estar sola.

¡La conexión humana que se puede encontrar en este tipo de eventos juveniles es increíble!

Quiero dar las gracias a los formadores que tuvimos por una actitud tan profesional y cálida hacia el proceso de aprendizaje. Personas y experiencias como esta te inspiran a compartir el mensaje y te da valor para trabajar hacia un mundo mejor. Fue verdaderamente una semana inolvidable que siempre voy a llevar en mi corazón. 😍

Experiencia EVS – PERMACULTURA en Croacia

Hola! Soy Karim M´hamedi Benchahed, un malagueño que, aunque ya conocía el Servicio de Voluntaria Europeo con Erasmus+ porque me lo habían contado unos amigos y por las oportunidades anunciadas en la redes sociales, he de que decir que realizar esta experiencia de manera real ha superado por completo todas mis expectativas!!

Los temas y actividades propuestas por las organizaciones siempre me han llamado la atención, ya que suelen ser con objetivos sociales o medioambientales, pero por distintas razones ya sea estudio o trabajo, nunca sacaba tiempo para una experiencia que realmente me atraía y buscaba.

BINTOO (180)

Pero por fin, en Octubre de 2018, pude sacar tiempo y entrar en un proyecto sobre medio ambiente que estaba enfocado en un estilo de vida: LA PERMACULTURA.

Participar en un proyecto así implicaba una concienciación del daño que le causamos a la naturaleza y vivir de acuerdo con unos principios (que difunde la permacultura) que aseguran la sostenibilidad y el mínimo impacto en el medio ambiente, y después de nuestro aprendizaje logramos promover este estilo de vida sostenible y saludable a nivel local.

En este caso, una preciosa ciudad llamada Slavonski Brod, al noreste de Croacia, situada en la región de Slavonia, en la cual, el río Sava pasa al lado del  centro de la ciudad  y sirve como frontera natural con el estado de Bosnia y Herzegovina. En esta ciudad nos hemos reunido diez voluntarios de nueve diferentes países durante veintidós días.

BINTOO (38)

BINTOO (253)

 

El vivo espíritu, la implicación, el respeto, la concienciación, las ganas, la energía, la positividad, el buen rollo, el humor, la sensibilidad, la comunicación y la creatividad fueron ingredientes diarios durante toda nuestra estancia.

 

Fruto de estos ingredientes logramos un proyecto en común donde nuestro objetivo era captar fondos, los cuales fueron totalmente destinados a una asociación que recogía perros abandonados y los cuidaba hasta encontrarles un hogar, organizamos un partido benéfico, creamos un Quiz en un bar, y venta ambulante de comida. Todo ello fue un éxito, gracias a la participación ciudadana y al grupo, la satisfacción fue inmensa.

BINTOO (243)

A nivel íntimo o personal, esta experiencia  fue un grandísimo soplo de aire fresco,  una inspiración completa en una forma de vivir bastante agradable y grata y con el propósito de aplicarla en mi vida diaria,  el contacto con personas con un espíritu rico, curioso e implicado me ha abierto puertas hacia una expectativas de cambio en sociedad posibles, espero poder repetir una experiencia parecida pero un periodo más largo.

Por último me gustaría agradecer a AEGEE-León como organización de envío y destacar sobre todo el trabajo de las organizadoras del proyecto, con la asociación Europe House Slavonski Brod al frente. Su implicación en todos los aspectos ha sido increíble, su sensibilidad, sus ganas y su amor haciendo las cosas nos ha permitido a todos tener una experiencia irrepetible.

ESC+AEGEE-Leon

¿Un SVE en Laponia? ¡Allá voy!

Y otra vez a preparar la maleta… Se hace duro volver a decir adios pero cuando vuelvo la vista atras y recuerdo los momentos vividos durante mi anterior experiencia la ilusión y las ganas se apoderan de mi otra vez.

El mes de Enero de 2015 pude 10854424_10202344263206600_7895528230724678901_ocumplir uno de mis sueños, viajar a Finlandia y trabajar allí. No pudo ser como yo esperaba, una experiencia docente en un colegio, pero si pude trabajar con niños y jovenes en educación no formal

Cuando una amiga me hablo de Servicio de Voluntariado Europeo (SVE) me parecio una de las mejores formas de viajar y ganar experiencia laboral en mi campo sin tener que arriesgar o perder todos mis ahorros. Así que rápidamente me puse manos a la obra y contacte con AEGEE-Leon, una asociacion sustentada por voluntarios para que actuara como mi asociacion de envio. Asi conocí a Adrián (Coordinador del SVE), quien seria mi guía en estos primeros pasos, los del medio Sin títuloy tambien en los ultimos, ya que me ayudo a entender en que consistia el SVE, hacer todo el papeleo y que por supuesto estuvo pendiente de mi durante toda mi estancia.

Conseguir un lugar para hacer tu SVE no es complicado pero lleva tiempo y trabajo Desde mi punto de vista, solo lo hace quien realmente quiere hacerlo. En mi caso, envié como unas 35 solicitudes a diferentes centros y paises. Irónicamente terminé desarrollando mi proyecto en el primer centro donde envié solicitud…

Lara con un reno

Sin pensármelo mucho allá que me fui, a la Laponia finlandesa. Vivi y trabaje durante cinco meses en Vasatokka, un centro juvenil situado al lado de un lago y rodeado por bosque, a 10 km del pueblo mas cercano. Dicho asi puede sonar una locura y quizá lo fuera, pero para mi fue la mejor locura de mi vida!

El centro, que a la vez es albergue, se dedica principalmente a realizar actividades en la naturaleza. En invierno, recibe grupos de jóvenes erasmus de toda Finlandia que se alojan alli durante 4 dias y llevan a cabo las actividades típicas de Laponia como son la pesca en hielo, construccion de iglues, visitas a las granjas de renos y huskies… En primavera verano y otoño está mas destinado a la gente local. Se reciben grupos de jovenes fineses que hacen actividades como canoas, escalada, tiro con arco, actividades de “team building”… y tambien se realizan juegos y eventos para las familias de la zona. Fue un trabajo muy variado y agradezco muchísimo a Mirva, mi jefa, la libertad y la confianza que me dio para llevar a cabo mi trabajo junto con mis compañeros.

La vida alli es muy dura si lo que te gusta es ir de compras e ir al bar, sin embargo, es un paraíso para quien le guste la naturaleza y la tranquilidad. Laponia es uno de los sitios mas bonitos e increibles en los que he estado. Alli el tiempo se relativiza, por un lado puedes dedicar todo el tiempo que quieras a hacer cualquier cosa y aún te sobrara, pero por otro lado siempre estas ocupado y hay algo para hacer. Eso si, hay que echarle imaginacion y saber disfrutar de las pequeñas cosas y momentos.

También tuve la suerte de compartir casa con gente increíble. Primero con Teresa, de Alemania y después con João, de Portugal. Con ambos me lo pase genial en el trabajo y en casa. Pasar 24 horas con una persona que acabas de conocer no es fácil al principio, y más en un sitio tan aislado y con tantas limitaciones de transporte, sin embargo los lazos que se crean son muy fuertes y la experiencia no habría sido ni la mitad de buena si ellos no hubiesen estado allí.

La gente es importante, especialmente en lugares como ese y yo sólo tengo buenas palabras para todas esas personas con las que compartí mi experiencia. Esas personas que hicieron tan grande un sitio tan pequeño y de las que me he acordado prácticamente todos los dias desde que volví a España.

Hacer un Voluntariado Europeo no son unas vacaciones, ni una forma de viajar gratis. Hacer un Voluntariado Europeo puede ser una experiencia que te cambie la vida o que te ayude a situarte en el camino que quieres recorrer. Hacer un SVE es una verdadera experiencia personal y profesional de la que puedes recibir mucho si vas con la mente abierta y con ganas de aprender y de trabajar. Vivir lejos de casa, en una cultura diferente, conocer gente con otras formas de hacer las cosas… todo eso te ayuda a conocerte, a buscar tus límites, los cuales suelen estar bastante mas lejos de lo que habías pensado en un principio.

920780_10203735433224981_662164316577963303_oYo me llevé, ademas de lo aprendido y lo vivido, ¡Una oferta de trabajo!

Durante mi proyecto conocí a la que ha sido mi jefa. Pocas veces es el trabajo quien llama a la puerta de casa y esas oportunidades hay que aprovecharlas, así que otra vez hice la maleta para volverme a ir a Laponia, esta vez a trabajando en un centro turístico ¿que más se puede pedir?